Postres en vasos

Si mi abuela levantara cabeza… le encantaría! Ella  que hacía dulces y mermeladas y los guardaba en tazas y fuentes de distintos colores y tamaños… La verdad es que los postres en vasitos quedan bonitos y además son una forma de utilizar las piezas sueltas que tenemos en el armario.

"Vasitos de Yogur y Gelatina"

Nivel de dificultad:
Muy fácil
Tiempo de elaboración:
20 min

6 personas

 

Ingredientes:

500g de yogur griego natural

40g de azúcar

10g de gelatina neutra

125g de frutos rojos, (frambuesas, arándanos, moras)

Gelatina de naranja

100ml de leche

500ml de agua

Preparación:

Hidrate la gelatina cinco minutos colocándola en una fuente con agua fría. Triture los frutos rojos junto con el yogur y el azúcar. Caliente la leche retirándola del fuego justo antes de que empiece a hervir. Escurra la gelatina, junte a la leche y remueva hasta que se deshaga. Añada al yogur y vuelva a batir. Coloque en vasos y reserve en la nevera hasta que solidifique. Solo después caliente 250ml de agua apagando el fuego justo antes de que empiece a hervir. Añada la gelatina de naranja y remueva hasta que se deshaga. Junte 250ml de agua fría. Espere que se enfríe ligeramente antes de rellenar los vasos. Para que quede lo más transparente posible viértala sobre una cuchara y no directamente sobre el yogur. Guarde en la nevera hasta la hora de servir. Decore con frutos rojos y muesli o trocitos de galleta.

Nota: Los frutos rojos y las gelatinas de sabores dependen del gusto de cada uno. Lo mismo que la cantidad de azúcar. En un primer momento usaba 100g y fui rebajando hasta los 40g.

El aroma de las violetas!

Cuando lo pienso me doy cuenta de que las violetas forman parte de mi vida! De niño miraba los parterres con mi abuela, escuchándola hablar de sus flores y en más de una ocasión traía  a casa ramitos que poníamos en un pequeño jarrón encima de la televisión... Con mi madre aprendí a admirar el oleo que mi abuela paterna pintara en su juventud pero también compartimos películas como “My Fair Lady” en la que una lúgubre Olivia Doolittle intentaba desesperadamente vender ramitos de violetas, o “La Violetera” con una sensual Sara Montiel que encantaba con su voz y cara bonita. En mi adolescencia escuchaba “El ramito de violetas” de Cecilia y más tarde versiones como las de Manzanita o Pastora Soler... Volví a cruzarme con ellas cuando descubrí los caramelos y violetas escarchadas de “La Violeta” de Madrid y investigando por internet supe que eran las que Alfonso XIII solía llevarle a su mujer y a su amante... Hacía mucho que quería usarlas en algún postre pero esperaba el momento adecuado. Primero fue mi cumpleaños, al fin y al cabo que mejor homenaje a mi madre, pero por falta de tiempo o ganas la tarta no llegaba a salir y casi estábamos en San Valentín... Sin lugar a dudas la espera valió la pena  ya que el mejor regalo que podía tener fue escuchar a una amiga que me comentaba lo reconfortada que se había sentido, a la vez transportada a una época feliz en la que compartía con su abuela caramelos de violeta!

"Bizcocho de Violetas"

Nivel de dificultad:

Fácil

Tiempo de elaboración:

50 min.

 

Ingredientes:

6 huevos tamaño L

225g de azúcar

150g de harina para repostería

¼ c/té de levadura

Una pizca de sal

500ml de nata para montar

5 a 6 c/sopa de azúcar

Aroma de violetas

Frutos rojos

Caramelos de violeta

Preparación:

Caliente el horno a 180º. Bata las yemas con el azúcar cinco minutos o bien hasta que dupliquen de tamaño. Añada una pizca de sal a las claras y móntelas a punto de nieve. Con  movimientos suaves, utilizando una varilla de alambre, envuelva las claras con la crema. Tamice la harina con la levadura y envuelva suavemente con la masa. Coloque en un molde untado y hornee alrededor de 25 minutos. Retire del horno y deje enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar. Coloque la nata montada en la batidora a velocidad media. Cuando empiece a espesar añada las cucharas colmadas de azúcar, de una y siga batiendo. Añada 3 gotas de aroma de violetas y siga batiendo hasta que termine de montar. Corte el bizcocho y rellene con la nata reservando un poco para cubrirlo. Decore con frutos rojos e caramelos de violeta.

Nota: La cantidad de aroma de violetas varía según la marca.

Puede que no sea la mejor tarta de chocolate del mundo pero...

¿Ha probado la mejor tarta de chocolate del mundo? Una de las mejores que degusté fue en “Landeau”, Lisboa. Una delicia de suaves texturas y húmeda como si de una mousse se tratase. Busqué la receta, o algo que se le pudiera parecer, pero como todos los tesoros está bien custodiada. Muchos meses después mientras tomaba café con una amiga, esta me dijo que hacia una tarta de chocolate que le encantaba a su marido. Hice alarde de buena memoria, no apunté la receta y ni que decir tiene que terminé olvidándome. Uno de estos días nos vimos y esta vez  hice lo propio, apuntar todos los ingredientes y, como no probarla. No es la de “Landeau”, aún me queda mucho camino hasta lograr esa presentación, pero puedo asegurarles que no le falta nada en sabor!

"Tarta Mousse de Chocolate"

Nivel de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de elaboración:

50 min

 

Ingredientes:

200g de chocolate para fundir 70% de cacao

6 a 7 huevos tamaño M

50g de azúcar moreno

125g de mantequilla

1 c/sopa de harina para repostería

1 pizca de sal

Mantequilla para untar el molde

Papel vegetal

Cacao en polvo, opcional

 

Preparación:

Caliente el horno a 180º. Forre un molde circular de base amovible con papel vegetal, sin olvidar los laterales e unte con mantequilla. Derrita el chocolate y la mantequilla en baño maría. Separe las yemas de las claras reservando estas últimas. Bata las yemas con el azúcar durante cinco minutos. Sin dejar de batir añada el chocolate y la harina tamizada. Monte las claras a punto de nieve con una pizca de sal y envuelva con la crema utilizando una varilla de alambres. Coloque en el molde y hornee veinte a veinte y cinco minutos a 200º. El tiempo en el horno depende de la potencia del mismo. Cuando vea que los bordes de la tarta estan cocidos puede retirarla, no olvide que esta tarta es humeda. Deje enfriar sobre una rejilla. Abra el molde y retire el papel de los laterales.

Nota. Deje que se enfríe unas horas antes de servir. Para evitar sorpresas no retire el papel de la base. Antes de servir espolvoree con cacao.

Matrimónio de conveniencia.

Para mi cumpleaños había pensado hacer una tarta diferente, algo donde pudiera combinar sabores. El chocolate fue mi musa. Amargo, de leche, café,  avellanas... por fin me decanté por estas últimas y hice un bizcocho de avellanas con una crema de toffee que le encantó a todo el mundo.

"Bizcocho de Avellana y Toffee"

Nivel de dificultad:
Médio
Tiempo de elaboración:
60 min

 

"Bizcocho de Avellana”

Ingredientes:

6 huevos grandes

125g de mantequilla sin sal

250g de azúcar amarillo

200g de avellana

150g de harina levadura

2 c/c de fermento

1 pizca de sal

Preparación:

Saque la mantequilla de la nevera y deje que se reblandezca a temperatura ambiente. Triture las avellanas. Separe las yemas de las claras y reserve estas. Bata el azúcar con la mantequilla hasta que se forme una crema blanquecina. Añada las yemas y siga batiendo hasta que duplique el tamaño. Junte las avellanas, y la harina y la levadura tamizando estas. Añada una pizca de sal a las claras y monte a punto de nieve, bien firme. Envuelva con la crema con una varilla de alambre. Coloque en un molde untado con mantequilla y hornee cuarenta a cincuenta minutos. Haga el test del palillo para confirmar en punto de cocción. Retire del horno y deje que se enfríe sobre una rejilla, cerca de diez minutos antes de desmoldar.

Cubra con el toffee de caramelo y decore con avellanas y placas de  caramelo.

 

"Toffee de Caramelo"

Ingredientes:

100ml de água

25g de mantequilla sin sal

500g de azúcar

200ml de nata para montar

Preparación:

Caliente el agua y antes de que empiece a hervir añada el azúcar. Baje el fuego y no pare de remover para que no se agarre a las paredes. Cuando coja un color amarillo añada la mantequilla y siga removiendo unos minutos más antes de echar las natas. Siga removiendo hasta que se espese y tenga una textura similar a la de un jarabe, Retire del fuego y deje que se enfríe ligeramente a temperatura ambiente.

Un postre muy fácil de hacer!

Hace mucho que me apetecía hacer un postre con cerezas, pero no llegaba a reunir las condiciones necesarias. Cuando tenía la fruta aún no había decidido que hacer o por el contrario tenía algunas ideas pero pocas ganas. Por fin día se conjuntaron los astros y de ahí nació esta tarta que necesita muy pocos ingredientes, esfuerzo y baja en calorías,  solo 366 Kcal y 272,94 gramos de grasa por persona. 

"Tarta de Yogurt y Cerezas"

Nivel de dificultad:
Muy fácil.
Tiempo de elaboración:
40 min

 

Ingredientes:

1  paquete masa quebrada

400g de cerezas

500g de yogur griego

1dl de leche semidesnatada

100g de azúcar

10g de gelatina neutra

Mermelada de cereza

Mantequilla sin sal

 

Preparación:

 Coloque la masa quebrada en un molde untado con mantequilla. Pinche la base con un tenedor. Cubra con papel vegetal y llene de alubias u otra legumbre seca. Hornee entre veinte a treinta minutos. A mitad de ese tiempo retire las alubias y el papel para que termine de dorarse. Corte las cerezas por la mitad y retire los huesos.  Cubra la masa con un poco de mermelada y reserve. Hidrate la gelatina con agua fría, escurra y derrita  en un poco de leche templada. Mescle el azúcar con el yogur, añada la lechey siga batiendo unos minutos más. Lleve a la nevera por quince minutos para que se solidifique un poco. Disponga las cerezas en círculos concéntricos.

Nota: Puede utilizar cualquier tipo de fruta o confitura.

Sin remordimientos!

Que no me falten las galletas! Con fruta o un zumo natural, yogur o helado en muchas ocasiones son la alternativa a un postre cargado de calorías. Pero de cuando en cuando me apetece algo distinto y  estas pastas de almendra se preparan tan rápido… Además rebajé un poco la cantidad de azúcar para no sentirme culpable!

"Pastas de Almendra"

Nivel de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de elaboración:

60 min

 

Ingredientes:

6 claras de huevo

150g de azúcar

250g de almendra molida

Almendra crocanti

Sal

 

Preparación:

Caliente el horno a 180º. Cubra dos bandejas con papel vegetal. Añada una pizca de sal o bien  unas gotas de zumo de limón a las claras y móntelas a punto de nieve. Junte el azúcar a cucharadas sin dejar de batir. Tamice la almendra molida y mezcle con movimientos envolventes. Llene una manga pastelera  en la cual ha colocado  una boquilla mediana con la masa y forme pequeñas montañas de aproximadamente tres centímetros de ancho, separadas  de dos a tres centímetros. Espolvoree con crocanti de almendra y hornee  treinta minutos o bien hasta que los bordes estén dorados.

Nota: Le sugiero que pruebe estas pastas con tan solo cien gramos de azúcar.

El merengue no me sale!

La Pavlova es un postre llamativo y más sencillo de lo que parece. La primera escusa que podemos buscar es que el merengue es complicado, pero de verdad  estamos siguiendo la receta? Podemos rellenarla con nata montada, crema de queso e yogur, o si no queremos complicarnos más la vida con una sencilla pulpa de mango. Decoramos con fruta de temporada y mejor si aportan un toque acido que contraste con el dulzor del merengue. ¿La probamos?

"Pavlova"

Nivel de dificultad:

Fácil

Tiempo de elaboración:

60 min

 

Ingredientes:

Para el  merengue:

6 claras de huevo

360g de azúcar

1 pisca de sal

Para la crema:

175g de queso de untar light

175g de yogurt griego

75g de azúcar

Para decorar:

Moras, frambuesas, arándanos, kiwis

Hierbabuena

 

Preparación:

Encienda el horno para que se vaya precalentando a 180º. Añada un poco de sal a las claras y bata a punto de nieve. Siga batiendo  mientras añade cucharadas de azúcar, esperando que se integren bien antes de pasar a la siguiente. Este proceso puede tardar diez minutos. Coloque el merengue en una bandeja de horno forrada de papel vegetal, formando un círculo de unos veinte y cinco centímetros de diámetro. Con una cuchara arraste el merengue del centro hacia los laterales para hacer una especie de cráter. Coloque la bandeja en el horno, a media altura y deje cocer a 180º de treinta a cuarenta minutos. Apague y deje que se enfríe dentro.

Prepare la crema batiendo el queso, el yogur y el azúcar durante cinco minutos y reserve en la nevera,

Justo antes de servir, coloque la crema en el centro del merengue y decore con la fruta y unas hojas de hierbabuena. 

Loco por el chocolate

Si quieren verme feliz regalenme una tableta de chocolate. De una forma general me gusta casi todo lo que tenga algún derivado del cacao. De niño me encantaba mojar las galletas en el ColaCao y, cuando mi madre hacia un buen chocolate caliente, era un lujo. No me digan que nunca han probado un bocadillo de chocolate y mantequilla, o siquiera comer galletas María mientras mordisqueamos un trocito de chocolate negro. Si prefieren algo un poco más elaborado les sugiero el salami de chocolate.

"Salami de Chocolate"

Nivel de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de elaboración:

30 min + 180 min

 

Ingredientes:

200g de galletas María

100g de mantequilla sin sal

100g de azúcar

200g de chocolate 70% cacao

2 huevos

 

Preparación:

Parta las galletas en trozos pequeños. Derrita el chocolate y la mantequilla al baño María y agregue al azúcar. Bata los huevos y añada a la mezcla anterior formando una crema a la que añadimos las galletas amasando hasta formar una bola. Coloquela sobre una hoja de papel vegetal y dele la forma de un salami apretando bien y cerrando los extremos como si fuera un caramelo. Deje enfriar, en la nevera, tres horas

Nota: Puede añadir una copita de licor a la crema.

Charlotte

A pesar de que han transcurrido treinta años desde mi primera experiencia con Charlotte aún lo recuerdo. Sucedió en el bautizo de mi sobrina, y confieso que tanto mi madre como una prima nuestra tuvieron algo que ver. He tenido alguna oportunidad de repetirla pero no me atreví ya sea por miedo de sentir algo distinto o no llegar a buen puerto. El contraste entre aquella mezcla de chocolate y nata y la sutileza de los bizcochos de soletilla… Quizás habia creado una imagen ideal y la única forma de saberlo era repetir la experiencia. Así que con motivo del segundo aniversario del blog preparé este reencuentro con una Charlotte más madura y con el aroma a frutos rojos.

"Charlotte de Frutos Rojos"

Nivel de dificultad:

Fácil

Tiempo de elaboración:

30 min + 120 min

 

Ingredientes:

200g de bizcochos de soletilla

3 yogures griegos

300g de queso de untar, light

60g de azúcar

10 gramos de gelatina, (laminas)

80ml de leche

4 c/sopa de Oporto

500g de fresas

100g de frambuesas

100g de moras

1 molde desmontable de 22 cm de diámetro

 

Preparación:

Cubra la base del molde con papel vegetal. Lave bien las fresas, reserve unas cuantas para decorar y corte las demás en cuartos. Corte las puntas de los bizcochos de forma a que sean uno a dos centímetros más altos que el molde. Hidrate diez minutos las láminas de gelatina en agua fría. Mientras tanto cubra la base del molde con bizcocho y coloque los restantes de pie en los laterales. Mezcle el yogur con el queso de untar y el azúcar. Caliente ligeramente la leche, sin dejar que hierva, junte la gelatina y remueva hasta que se deshaga del todo. Añada a la crema y bata bien. Riegue los bizcochos de la base con el Oporto. Coloque la mitad de la crema y cubra con fresas. Tape con el resto de la crema y decore con las fresas que tenía reservadas, moras y frambuesas. Mantenga en la nevera hasta la hora de servir.

Nota: Lo ideal es preparar este postre el día anterior. Para darle más brillo a los frutos hidrate una hoja de gelatina y derrítala en un poco de agua caliente a la cual añadió dos cucharas soperas de oporto y una de azúcar. Riegue los frutos con este líquido.

Mousses

Confieso que las mousses me están seduciendo! Un amigo me habló hace meses de la mousse de limón, pero la cosa quedó por eso mismo. Con el buen tiempo parecía el postre ideal así que busqué la receta. Cambié natas por yogur, limón por lima, rebajé la cantidad de leche condensada y en unos minutos, lo que tardamos en abrir la lata de leche, los yogures y rallar la cascara de la lima, la mousse estaba lista.

"Mousse de Lima"

Nivel de dificultad:
Muy fácil
Tiempo de elaboración:
15 min + 60 min

4 personas

 

Ingredientes: 

3 a 4 limas

4 yogures griegos naturales

135g de leche condensada

Frutos rojos para decorar

Preparación:

Ralle la piel de dos limas y reserve. Exprima tres limas y  pase  el jugo por un colador y añada a la leche condensada removiendo bien. Junte los yogures y bata un poco más. Coloque en vasos o tazas y reserve en la nevera  hasta la hora de servir. Decore con ralladura de lima y frutos rojos.

Nota: Si quiere que la mousse sea un poco más dulce basta con añadir un poco más de leche condensada. Puede también decorarla con una rodaja de lima.