"Mousse de Cáqui"

El Café Inglés

Las mejores vacaciones que recuerdo fueron aquellas en las que participé en las excavaciones en el Castillo de Silves, Algarve. En opinión de algunos amigos aquello era cualquier cosa menos vacaciones, pero para mi significaba hacer algo que me gustaba. Era la oportunidad de hacer realidad un sueño de infancia trabajar en arqueología y además conocer otras personas de ese medio. A lo largo de esos veranos me levantaba temprano y disfrutaba verdaderamente a la vez que estaba centrado en lo que tenía que hacer. Después venían los descansos, cuando el grupo iba a comer al Café Inglés, un restaurante al lado del castillo donde el menú dependía de lo que acordábamos cada día y de la creatividad de la cocinera. Ya a la hora del postre si podíamos elegir de la carta de la cual se destacaba uno a base de galletas de almendra y amaretto y los bizcochos caseros. De estos recuerdo especialmente uno de plátanos que surgió un día como forma de gastar la fruta demasiado madura. Una verdadera delicia.

http://www.cafeingles.com.pt/

"Bizcocho de Plátano y Caramelo"

Nivel de dificultad:

Medio

Tiempo de elaboración:

30 min + 40 min

 

Ingredientes:

3 huevos

3 plátanos maduros (aproximadamente 300g)

125g de azúcar

150g de harina

15g de levadura

50g de aceite vegetal

1 yogurt natural

1 pizca de sal

Preparación:

Calentamos el horno a 180º. Untamos un molde rectangular con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Como alternativa podemos forrarlo con papel vegetal y untarlo con mantequilla. Batimos los huevos con la mitad del azúcar hasta que doblen su tamaño formando una crema. Trituramos los plátanos con el restante azúcar y el yogurt. Mezclamos la crema de plátano con los huevos removiendo con una espátula con movimientos envolventes para que no se baje la crema. Añadimos el aceite envolviendo bien y por fin la harina, la sal y la levadura, pasándola por un colador. Cuando esta última esté bien integrada con la crema colocamos la masa en el molde y lo horneamos de treinta a cuarenta minutos, o bien hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Mientras el bizcocho está en el horno preparamos la ganache de caramelo. Dejamos enfriar el bizcocho diez minutos sobre una rejilla antes de desmoldar. Decoramos con la ganache y un plátano cortado en círculos.

 

Ganache de Caramelo

Nivel de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de elaboración

20 min

 

Ingredientes:

125g de chocolate para fundir

50g de azúcar

2 cucharas de sopa de agua

125g de nata para montar

1 cuchara de té de sal

20g de mantequilla sin sal

Preparación:

Parta el chocolate en pedacitos y reserve. Coloque el azúcar y el agua en una olla y deje caramelizar, sin remover, hasta que gane un color amarillo ámbar. Retire del fuego y añada la mitad de la nata. Cuando deje de hervir añada la restante nata y vuelva a calentar hasta que empiece a hervir ligeramente. Junte el chocolate y la sal y espere aproximadamente cinco minutos antes de remover para que forme una crema uniforme. Deje que se enfríe una a dos horas fuera de la nevera antes de usar.

Todos los Santos...

Cuando se acercaba el día de todos los santos acostumbramos ir al cementerio a limpiar las sepulturas de nuestros antepasados y colocar flores frescas… Para mí era el pretexto para salir a dar un paseo a pie y visitar el cementerio. Me gustaba caminar por sus calles observando las sepulturas más antiguas y los panteones familiares. Por fin colocábamos las flores, generalmente grandes ramos de crisantemos, en tonos de amarillo o lila. De los dulces de esa época solo tengo memoria de los “casamientos” de higos pasa y nueces y que encima no me gustaban. En casa no solíamos utilizar la calabaza en la cocina aún que de vez en cuando hubiera alguna, por lo general enorme y que terminaba invariablemente como decoración sin más. Confieso que sentía curiosidad por esas calabazas recortadas con una vela en su interior, pero parecía un desperdicio gastarla de esa manera. Por eso cuando encontré estos moldes no pude resistir a la tentación de hacer algo para Halloween

"Bizcocho de Calabaza y Nuez"

Nivel de dificultad:

Fácil

Tiempo de elaboración:

30 min + 40 min

 

Ingredientes:

500g de calabaza

150g de azúcar

200g de nueces trituradas

350g de harina

200 ml de aceite vegetal

4 huevos

5 cucharas de café de canela

2 cucharas de postre de levadura

1 pizca de sal

Preparación:

Pese la calabaza y cuézala hasta que pueda pincharla con un pincho o tenedor, por lo general diez a quince minutos después de que el agua empiece a hervir. Escúrrala bien y triture. Triture también la nuez. Caliente el horno a 180º. Bata los huevos con el azúcar hasta obtener una crema blanquecina. Añada el aceite lentamente, sin dejar de batir. Junte la calabaza, la harina, la levadura, la canela, la sal y envuelva todo. Coloque en un molde untado con mantequilla y lleve al horno a una temperatura de 200º. Vigile la cocción, cuando al pinchar con un palillo este salga limpio apague el horno y deje enfriar encima de una rejilla. Generalmente tarda en cocerse treinta a cuarenta minutos.

 Nota: El tiempo en el horno depende del tamaño de los moldes. Puede decorar el bizcocho con un poco de azúcar glass o bien glasé con algún colorante, o incluso un ganache de chocolate.