"Tarta de Chocolate con Higos"

Los "Bolos de Arroz" portugueses.

En la pastelería por debajo de casa hacían una especie de magdalenas cilíndricas, envueltas en tiras de papel que había que quitar con cuidado para acabar de comerlos, eran los “Bolos de Arroz”. La parte de arriba tenía una costra de azúcar crujiente y la masa un sabor característico que me encantaba. Ya van lejos los días de gloria de ese pastelito. Se ve muy poco en cafés o pastelerías y la verdad es que las veces que lo probé no tiene el mismo sabor. Busqué la receta original en la "Biblia" de la cocina portuguesa, “El libro de Pantagruel”, y en otros libros sin que la encontrara hasta dar con en el blog "Outras Comidas" de Luís Pontes. A partir de ahí y como mi idea era preparar una tarta rellena de crema en lugar de magdalenas, hice cuentas reduciendo cantidades y rebajando bastante el azúcar intentando que no perdiera el sabor de siempre.

"Bizcocho de Arroz con Crema y Melocotón"

Nivel de dificuldade:

Fácil

Tiempo de elaboración:

30 min + 40 min

 

Ingredientes:

Para el bizcocho:

150 g de azúcar

250 g de harina de trigo

125 g de harina de arroz

125 g de mantequilla sin sal

16 g de levadura

5 huevos

120 ml de leche

Ralladura de limón

 

Para la crema:

1 yogurt natural

125 g de queso de untar, light

25 g de azúcar

420 g de melocotón en almíbar

 

Mezcle el azúcar con la mantequilla que ha de estar a temperatura ambiente, hasta formar una crema. Añada los huevos y la leche y siga batiendo. Por ultimo junte las harinas, la levadura y la ralladura de limón. Envuelva todo y coloque en un molde de fondo desmontable, forrado con papel vegetal y untado con mantequilla. Lleve al horno que previamente ha calentado  a 200º hasta que se cueza. Cuando el bizcocho empiece a subir y aún antes de que empiece a ganar algún color, espolvoree con azúcar para que se quede con una costra crujiente. Mientras se termina de cocer prepare la crema mezclando el yogurt con el queso y el azúcar y reserve en la nevera. Retire el bizcocho del horno y deje que se enfríe sobre una rejilla. Corte el bizcocho por la mitad formando dos discos. Con una cuchara empape ambos, a gusto, con el almíbar del melocotón. Cubra la base del bizcocho con la crema que ha preparado y cubra con trocitos de melocotón. Por ultimo coloque el disco superior y reserve en la nevera, tapado para que no se seque demasiado, hasta el momento de servir. 

Cocktails y mousses

No tengo ni tiempo ni ganas de acercarme a la cocina y qué decir del horno. Pero cuando uno es goloso esto representa un problema ya que de vez en cuando me apetece un dulce. Medité sobre el asunto y me pareció que la solución a mi problema podría estar en las mousses.  Los cocktails de verano fueron la fuente de inspiración para esta mousse de piña colada. No es demasiado dulce y sacia hasta los más exigentes!

"Mousse de Piña Colada"

Nivel de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de elaboración:

30 min + 120 min 

 

6 personas

 

Ingredientes:

400 g de piña escurrida

400 ml de leche de coco

100 g de azúcar

10 g de gelatina en polvo

2 cucharas de sopa de ron

200 g de yogurt griego natural

175 ml de almíbar

Para decorar:

Chocolate negro

Hierbabuena

Preparación:

Escurra la piña y corte en pedazos pequeños, reservando 175 ml de almíbar para hidratar la gelatina. Coloque la piña, la leche de coco y el azúcar en una olla y caliente a fuego medio durante quince minutos, sin dejar de remover. Triture con la turbomix y siga removiendo en el fuego hasta que hierva ligeramente. Retire y deje que se enfríe. Puede colocar la olla en una fuente con agua fría. Cuando esté templada hidrate la gelatina en el almíbar y mezcle con la crema, removiendo bien para integrar. Coloque en tazas o vasos y reserve en la nevera dos horas o hasta que se solidifique. Decore con laminas de chocolate y una ramita de hierbabuena.

Los moldes NordicWare y la tarta de cumpleaños

 

Descubrí los moldes NordicWare en una tienda online. Son preciosos y las tartas espectaculares. Me arriesgué y compré un par, que inevitablemente acabaron olvidadas en la despensa. Un día decidí a probar una sin estar del todo seguro de cómo iba a  desmoldar el bizcocho… Menos mal que durante ese tiempo leí algunas cosas sobre ellas, incluidas las instrucciones… Y el resultado me sorprendió! Entonces que mejor regalo para celebrar el primer año de “luissweetkitchen” que otro molde? Sin embargo tenía un problema mayor y era la tarta. Quería hacer algo distinto pero que a la vez se adaptara a ese tipo de moldes. Miré en los libros, en internet pero no terminaba de decidirme, hasta que encontré una receta de un bizcocho de turrón de Alicante. No la conocía ni de oídas, pero tampoco me sorprendió ya que había comprado turrón para hacer alguna receta dulce o salada. 

"Bizcocho de Turrón con Glaseado de Chocolate"

Nivel de dificultad:

Medio

Tiempo de elaboración:

30 min + 40 min 

 

Ingredientes:

150 g de turrón de Alicante 

200 g de harina con levadura

4 huevos (tamaño M)

100 g de yogurt griego

100 g de aceite vegetal

Ralladura de medio limón grande 90 g de azúcar

16 g de levadura

1 pizca de sal

Preparación:

Retire el turrón de la nevera, parta en trocitos y triture  con el procesador. Bata los huevos con el azúcar hasta que doblen el tamaño. Sin dejar de batir añada el yogurt, la ralladura de limón y el aceite vegetal. Después junte la harina, la levadura y una pizca de sal. Siga batiendo y añada el turrón. Coloque en un molde untado con mantequilla y hornee cuarenta minutos a 180º. Retire cuando esté cocido. Deje enfriar diez minutos sobre una rejilla, antes de desmoldar.

 

Glaseado de chocolate:

 

Ingredientes:

 

2 cucharas de sopa de azúcar

 

150 g de chocolate negro

 

120 ml de agua

 

Preparación

Coloque el agua y el azúcar en un cazo y caliente sin dejar de remover, hasta que se espese. Trocee el chocolate y derrítalo al baño María colocando una fuente dentro de un recipiente con agua hirviendo. Cuando el chocolate se haya derretido junte lentamente y sin dejar de remover el  caramelo. Cubra el pastel  antes de que se enfríe. 

 

 

Requesón y aguamiel

Mi primera vez con el requesón no fue buena! A mi padre le encantaba el requesón casero con aguamiel. La verdad es que aquello tenía una pinta excelente y un día decidí pedirle a mi madre que me preparara un poco para probarlo… ¡A partir de ese momento  era oficial no me gustaba el requesón! Pero como dijo en su día el abad de Priscos, considerado por muchos el mayor gastrónomo portugués del siglo XIX, a su majestad el rey D. Luís, “todos comen paja, señor, la cuestión es saber dársela”. Probé hace años el bizcocho de requesón que la madre de un amigo hizo y no lograba parar. No tengo ya presente el sabor, pero como me gustó tanto le pedí la receta. Eso si en cuanto vi la cantidad de mantequilla que llevaba se me quitaron las ganas de hacerlo. En esta receta cambié algunos ingredientes, y cantidades pero el producto final salió ganando.

"Tarta de Requesón"

Nivel de dificultad:

Fácil

Tiempo de elaboración:

30 min + 40 min

 

Ingredientes:

250 g de requesón

6 huevos

150 g de azúcar

125 g de harina auto leudante

Ralladura de 1 limón

1 cuchara de té de canela molida

½  taza de aceite vegetal

1 cuchara  de café de levadura

Mantequilla o margarina para untar el molde

Para el chantilly:

200 ml de natas para montar

¼ de taza de azúcar

Frezas para decorar

Preparación:

Aplaste bien el requesón y reserve. Forre la base del molde con papel vegetal. Unte el molde con mantequilla. Bata los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina. Tamice la harina, la levadura y la canela sin dejar de batir. Enseguida junte el requesón, la ralladura de limón y por fin el aceite vegetal. Coloque en el molde y lleve al horno que ha precalentado a 180º, durante cuarenta minutos aproximadamente, o bien hasta que al pinchar con un palillo este salga seco. Retire del horno y deje que se enfríe sobre una rejilla. Cuando esté bien frio prepare la nata montada. Bata las natas, que ha guardado en la nevera, y cuando empiecen a montar junte el azúcar poco a poco. Corte el bizcocho en dos partes iguales. Cubra la primera mitad con la nata, reservando un poco más de la mitad para decorar la tarta. Coloque la parte de arriba del bizcocho, cubra con el resto de la nata y decore con fresas.. Reserve en la nevera hasta el momento de servir.

Nota: Si decide hacer el bizcocho en dos moldes del mismo tamaño debe de dividir la masa entre los dos. Puede utilizar “Natafix” de Dr. Oetker para lograr que la nata se monte antes y quede más firme. En esta receta utilicé moldes desmontables de 26 cm de diámetro, y por eso hice una receta y media..