Sopas

Si hay plato universal es la sopa. Fría o caliente hay una infinidad que vale la pena probar.

En esta sección presentaré algunas de mis sopas favoritas y daré a conocer algunas de otros países.

Calienta hasta el alma...

Siempre me ha gustado esta crema. Quizás más aun porque en contadas ocasiones la probaba. Las ultimas veces que la comí era después de haber pasado el día en la mar. Cuando terminaba de recoger mi equipo de buceo y tomar una ducha caliente iba al pequeño café del puerto de pesca donde no perdía la oportunidad de comer la sopa de doña Odete. Muy caliente y con gambas ayudaba a entrar en calor.

"Crema de marisco"

Nivel de dificultad:
Muy fácil
Tiempo de elaboración:
40 min

6 personas

Ingredientes:

1 kg de gambas

1 cebolla media

2 a 4 dientes de ajo

2 tomates maduros

2 cucharas de sopa de harina

Aceite

Agua

Sal 

Pimienta

Preparación:

Cueza las gambas en agua hirviendo dos a tres minutos, o bien hasta que tengan un color ligeramente rojizo. Retire del agua y reserve. Pele el tomate e córtelo en trozos pequeños. Pique la cebolla y el ajo. Pele las gambas y reserve las cascaras y las cabezas. Rehogue la cebolla y el ajo y añada la harina sin parar de remover. Junte el tomate y siga removiendo durante tres minutos. Eche el agua de cocer las gambas, las cascaras y hierva a fuego lento unos minutos más. Triture con la turbomix. Pase por un chino, sazone de sal y pimienta a gusto y vuelva a llevar al fuego hasta que se espese. Mientras prepare los picatostes. Corte lonchas de pan con un centímetro de grosor. Retire la corteza del pan y córtelo en cuadrados. En un bol sazone con sal, pimienta y un poco de aceite y envuelva. Lleve al horno para que se tuesten ligeramente en una bandeja forrada de papel vegetal. Sirva la crema acompañada de gambas peladas.

Nota: Puede usar gambas cocidas, en ese caso debe de hervir las cabezas y las cascaras de las gambas un poco mas antes de triturarlas. 

Ciorba

Jamás olvidaré la primera vez que visité Rumania. Después de algún pequeño incidente hasta llegar al alojamiento intenté comprar agua en un quiosco de prensa. Por compañía llevaba un diccionario de español rumano y viceversa. Claro que compré el agua, pero lo que no me esperaba era que vendieran agua con gas (apa minerala) y agua sin… Pero ya en el restaurante fue donde el asunto empezó a preocuparme. El menú estaba escrito en rumano y nada más. Y mi diccionario acabó por no servir para nada. Como son lenguas latinas logré acertar con la sopa (supa). Bueno, acertar en parte porque la sopita resultó ser una sopa de tripas (ciorba de burta)…

La receta que le presento, es de una sopa de carne, la Ciorba de Perisoare y esa sin duda fue una agradable sorpresa.

"Ciorba de Perisoare"

Nível de dificultad:

Fácil

Tiempo de preparación:

40 min + 40 min de cocción

6 personas

 

Ingredientes:

Para las bolitas de carne:

1/2 kg de carne picada 

1 cebolla pequeña

2 lonchas de pan

2 cucharas soperas de arroz

2 cucharas soperas de água

Sal

Pimienta

Para la sopa:

2 a 3 cubos de caldo de carne

1 cebolla

Perejil

1 tallo de apio

4 zanahorias

4 cucharas soperas de tomate frito

2 a 3 cucharas soperas de vinagre

nata qb

Preparación:

Empiece haciendo las bolitas de carne. En un bol junte la carne picada con la miga de pan, el arroz, (crudo), la cebolla picada, sal, pimienta y el agua. Amase hasta mezclar todo bien. Molde bolitas y pase por harina. Reserve. Prepare el caldo. Caliente dos litros de agua, y cuando hierva junte los cubos de carne. Pele y pique finito la cebolla, las zanahorias y el perejil. Trocee el apio. Junte todo al caldo. Añada el tomate frito. Cuando empiece a hervir coloque las bolitas de carne de una en una. Tape y deje cocer de treinta a cuarenta minutos. Por fin sazone con sal y pimienta y añada tres cucharas soperas de vinagre. Si le gusta la sopa mas espesa ponga un poco de nata liquida antes de sacarla del fuego. Sirva con perejil picado.

Nota: Esta sopa suele ser con carne de cerdo. Aún que si lo prefiere puede hacerla con pollo. También puede substituir los cubos de caldo por un caldo casero.

La cebolla

Las cebollas nunca me gustaron. Y si digo la verdad no se porqué. Quizás porque ni las había probado. Cuando las veía en las ensaladas o algún plato crudo de inmediato las metía de lado. Hasta el día que las comí y fue todo un descubrimiento. A lo mejor era una cebolla dulce, quien sabe. La sopa de cebolla la probé hace años cuando me dio por probar los consomés. Pero la cosa murió ahí. Hasta ahora que al pensar en un menú de navidad me pareció una buena idea incluirla como entrante. 

"Sopa de Cebolla"

Grado de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de preparación:

50 min

 

Ingredientes:

500g  de cebolla (pelada)

75g de mantequilla

1 cuchara sopera de azúcar moreno

1 y 1/2 l de caldo de gallina

 

Preparación:

Corte la cebolla por la mitad y después en discos finitos. Derrita la mantequilla y añada la cebolla. Espere que se transparente y junte el azúcar y tape. Deje cerca de veinte minutos, (removiendo de vez en cuando), para que se caramelice. Por fin junte el caldo de gallina, tape y deje cocer alrededor de media hora. Rectifique de sal.

Si quiere darle un toque más sofisticado cubra la taza donde la va a servir con hojaldre. Corte círculos de masa ligeramente mas largos que la taza y  después de servir la sopa, cubra las tazas con ellos. Presione ligeramente los bordes en la taza. Haga un pequeño corte en el centro para que salga el vapor y cubra con queso cheddar rallado. Hornee durante diez a quince minutos, hasta que el hojaldre esté hecho. Sirva caliente.

Si no tiene un caldo de pollo casero puede substituirlo por cubos de caldo de gallina, respetando la proporción de uno por cada medio litro de agua.

Las acelgas...

La primera vez que vi acelgas fue hace muchos años en el campo, al lado de un riachuelo. Crecían de forma salvaje y un amigo que las conocía cogió un buen manojo y se las llevó a casa donde su mujer preparó una sopa deliciosa. Resulta difícil de decir la satisfacción que me dio aquella sopa contundente acompañada de un buen pan de pueblo. En la actualidad las encuentro con facilidad en fruterías y supermercados. Son una buena fuente de vitamina A, C y hierro entre otras.

 

"Sopa de Acelga"

Grado de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de preparación:

50 min

6 personas

 

Ingredientes:

1 cebolla

3 dientes de ajo

2 patatas

3 zanahorias

3 hojas de acelga

1 frasco de 570g de alubias pintas

1 hoja de laurel

Cilantro

Aceite

Sal

2 litros de agua

Preparación:

Pique  muy fino la cebolla y el ajo. Rehogue en una olla con un poco de aceite. Tape y deje que suden ligeramente. Mientras, pele las patatas y las zanahorias. Junte el agua caliente al rehogado, una hoja de laurel, las zanahorias cortadas en discos de medio centímetro de grosor y las patatas cortadas en laminas. Separe los tallos de las acelgas de las hojas, y córtelos en tiras de medio centímetro de ancho. Después córtelos con alrededor de seis centímetros de largo.

Corte las hojas de las acelgas en juliana. Añada las alubias lavadas y escurridas, las acelgas y los tallos, un poco de sal y deje cocer. Sirva acompañado de cilantro picado.

Si lo prefiere añada el cilantro al hacer el rehogado de cebolla y ajo.

 

Berros

Aún me acuerdo de cuando los berros empezaron a ser utilizados en casa para hacer alguna ensalada. No era un vegetal que se encontrara con facilidad. Quizás en los ríos o alguna huerta. Estamos hablando de una época en la que todavía no había la cantidad de supermercados que hay ahora. Quizás por eso es un producto que no suelo consumir. Pero creo que vale la pena pensarlo teniendo en cuenta que es una buena fuente de vitaminas y minerales. Pero además quedan muy bien en una sopa calentita!

Sopa de Berros

Grado de dificultad:

Muy fácil

Tiempo de preparación

50 min

8 personas

Ingredientes:

150g de cebolla

250g de zanahoria

300g de calabacín

250g de calabaza

125g de patata

1 manojo de berros

Preparación:

Pele la cebolla, las zanahorias, el calabacín y corte todo en trozos pequeños. Coloque en una olla con litro y medio de agua hirviendo. Añada la calabaza troceada. Sazone con un poco de sal y deje a fuego medio alto treinta minutos mas o menos. Mientras  tanto prepare los berros. Separe las hojas aprovechando los tallos mas tiernos. Lave los y reserve. Cuando vea que los vegetales están cocidos triture los con la turmix. Añada los berros y deje alrededor de diez minutos removiendo de vez cuando. Riegue con un poco de aceite y sirva.

Puede optar por substituir la patata por el calabacín o la calabaza. 

Sopa de pescado...

A primera vista esta sopa de pescado puede parecer complicada o que requiere mucho tiempo. Pero estamos equivocados! Si tenemos todos los ingredientes necesarios  este plato caliente y nutritivo puede estar listo en tan solo 40 minutos. Les parece demasiado?

"Sopa de pescado"

Grado de dificultad:

Fácil

Tiempo de preparación:

40 min.

4 personas

 

Ingredientes:

750g de mero

1 cebolla

3 dientes de ajo

1 hoja de laurel

1 tomate

1 cuchara de postre de pasta de pimentón

4 cucharas soperas de tomate frito

1 vaso de vino blanco, 1,5dl

Aceite

Caldo de pescado (fumet)

Sal

1 guindilla

380g de pasta

Preparación:

Pique la cebolla y el ajo. Rehogue con un poco de aceite. Cuando la cebolla empiece a quedar transparente junte el laurel y el tomate cortado en cubitos, el pimentón y el caldo de pescado y la sal. Cuando levante hervor coloque el pescado y deje cocinar alrededor de diez a quince minutos. Mientras agregue el vino, el tomate frito y la guindilla. Retire el pescado, límpielo de piel y espinas y reserve. Coloque la pasta, deje cocer diez minutos, vuelva a colocar el pescado tape y deje que se haga un poco mas. Sirva caliente y salpicado con cilantro picado.

 

En esta receta usé un fumet que hice con la cabeza del mero. Si no tiene fumet preparado utilice caldo de pescado en brick o bien cubitos. No se olvide que para cubo se necesita medio litro de agua. Puede substituir el mero por otro pescado que no se deshaga.

Castañas...

Siempre me han gustado las castañas asadas. Nada más llegar el Otoño aparecía aquella señora mayor que instalaba su kiosko en una esquina cerca del parque municipal. Un sitio estratégico por donde pasaba todo el mundo, los niños camino del colegio y los mayores del trabajo. Asadas o bien cocidas con hierbabuena como solía hacer mi abuela estaban deliciosas. Ya con un buen asado era un sinónimo de lujo pero en una sopa ahí si que es un plato de esos que te reconforta en las noches frías.

Grado de dificultad:
Muy Fácil
Tiempo de preparación:
30 a 40 min.

 

Ingredientes:

1 puerro (aproximadamente 170 gramos despues de limpio)

500 gr de castañas congeladas

1,5 l de agua

2 a 3 cubos de caldo de verduras

Aceite

Sal

Preparación:

Corte las puntas del puerro dejando la parte blanca. Lavelo y pique fino. Rehogue con un poco de aceite removiendo siempre para que no se queme. Cuando se reblandezca junte el agua caliente y los cubos de caldo. Si prefiere una sopa mas sabrosa puede utilizar tres cubos o bien una cuchara de postre de hiervas provenzales. Cuando empiece a hervir adicione las castañas y deje que se cueza. Triture bien, sazone con un poco de sal. Sirva acompañado con picatostes.

Sopa en el pan o pan en la sopa?

La primera vez que probé esta sopa fue en alguna parte de Eslovenia. Ya se pueden imaginar mi sorpresa  cuando me la sirvieron en una hogaza de pan. Además de una presentación espectacular la sopa estaba deliciosa y fue difícil de resistir a la tentación de seguir comendo el pan. Es muy sencilla de hacer y queda muy buena si conseguimos algunas setas silvestres. Eso si o bien las compramos frescas o deshidratadas en el supermercado o deberemos de pedir la ayuda de algún entendido que nos diga si son o no comestibles!

Crema de setas

Grado de dificultad:
Fácil
Tiempo de elaboración:
60 min.

4 Personas

Ingredientes:

1 cebolla mediana

150 gr de puerro

2 cucharas soperas de mantequilla, (aproximadamente 40 gr)

400 gr de patata

400 gr de setas, por lo menos dos tipos

1,5 l de caldo de gallina, o bien caldo de verduras

Aceite

4 hogazas de pan de 400 gr cada

Sal

Pimienta

Preparación:

Hierva el caldo de gallina. Si no tiene puede utilizar la misma cantidad de agua y tres cubos de caldo de gallina. Si lo prefiere substituya el caldo de gallina por caldo de verduras. Pique la cebolla y el ajo bien finos y rehogue en la mantequilla hasta que se transparenten. Junte al caldo dos tercios de las setas y de la patata partida en trozos pequeños. Sazone con sal y pimienta. Una vez cocido triture y añada las restantes patatas. Deje que se cueza. Saltee las setas con un poco de aceite.

Sirva en hogazas a las que cortó la parte superior y retiró la miga dejando tan solo un poco. Disponga las setas salteadas encima justo antes de servir. 

Nota: El pan debe de tener al menos dos días.

Las sopas de mi aldea

La primera vez que comí esta sopa fue en casa de unos amigos en una aldea cercana a Arraiolos. Estaba deliciosa y era distinta de todas las que conocía. La textura de la calabaza sin triturar y las alubias estaba para chuparse los dedos.

En esta versión la he triturado y le junté las alubias al final, para darle un toque un poco más sofisticado.

"Sopa de Calabaza y Alubias"

Grado de dificultad:
Médio
Tiempo de elaboración:
90 min.

4 Personas

Ingredientes:

1/2 kg de calabaza

1 cebolla

2 dientes de ajo

Perejil

Cilantro

Aceite

1 cuchara sopera de vinagre

1 cuchara de postre de pimentón

1 cuchara sopera de azúcar

Sal

400 gr de alubias blancas cocidas

1 litro de agua

Preparación:

Pique la cebolla y el ajo y rehogue en un poco de aceite. Una vez rehogada coloque la calabaza troceada. Deje que se cueza un poco y añada el agua caliente. Junte una cuchara sopera de perejil picado y cilantro picados. Por fin riegue con el vinagre y espolvoree con sal. Si nota la sopa demasiado ácida añada un poco de azúcar. Deje cocer y triture y pase por el chino. Junte las alubias y deje cocer un poco más. Sirva acompañado de picatostes y huevo cocido.

Para hacer los picatostes, corte el pan en cuadrados, métalo en una bolsa de congelar, riegue con un hilo de aceite y espolvoree con sal y pimienta. Agite y coloque en una bandeja y lleve al horno para que se doren un poco.