Si había algo que me gustaba eran los buñuelos de bacalao. Estos pastelitos salados y de forma ovalada, son tradicionales en Portugal. Muchos restaurantes los sirven de entrante y se encuentran también en muchas cafeterías. Las recetas tienen ligeras variantes al gusto de cada uno. En casa por ejemplo solíamos poner un poco de perejil picado que me encantaba. Eso sí, mucho cuidado de no pasarse porque puede dar un ligero amargor. 

"Buñuelos de Bacalao"

Nivel de dificultad:
Medio
Tiempo de elaboración:
60 min.

8 personas

 

Ingredientes:

600 g de bacalao  cocido

400 g de patata

1 cebolla

3 dientes de ajo

4 dl de leche

1 manojo de perejil

4 huevos

Sal

Pimienta

Aceite de oliva

 

Preparación:

Hierva las patatas con cáscara entre quince a veinte minutos. Escurra y deje que se enfríen y pélelas.  Pique la cebolla y el ajo y rehóguelos en una sartén con poco de aceite, removiendo para que no se quemen. Aplaste o triture las patatas, añada el bacalao deshecho, el ajo y la cebolla y por fin las yemas batidas con la leche. Monte las claras a punto de nieve y  envuelva. Sazone con sal y pimienta. Molde los buñuelos con la ayuda de dos cucharas. Caliente aceite suficiente para freír dos o tres pasteles, dándoles la vuelta para que no se quemen. Coloque en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa y sirva acompañado con arroz de tomate.

Nota: Si quiere congelar los buñuelos colóquelos en una bandeja y lleve al congelador una hora. Retire y guarde en bolsitas de congelación.

Los sobras del Mero

Después del Fumet y de limpiar bien las espinas me ha sobrado una buena cantidad de Mero. El primer impulso fue aprovecharlo para hacer un arroz, o una tortilla, pero un amigo sugirio uno hojaldre. La verdad es que me  no me pareció mala idea y como además tenia hojaldre en la nevera… Eso y un poco de imaginación bastaron. Les aseguro que está para chupar los dedos!

"Hojaldritos de Mero"

Nível de dificultad:

Muy facil

Tiempo de preparación:

40 min

 

4 personas

 

Ingredientes:

300 a 400 g de Mero

25 g de mantequilla

2 cucharas soperas de harina

2 dl de leche

1 cubo de caldo de pescado

Sal

Pimienta

Nuez Moscada

Queso rallado

Hojaldre

Aceite

Preparación:

Unte los moldes com un poco de mantequilla. Corte discos de hojaldre y forre com ellos los moldes. Haga la bechamel. En una cacerola coloque un poco de aceite y la mantequilla. Mientras esta se derrite aplaste com una cuchara el cubo de caldo de pescado. Junte la harina mesclando bien y siga removiendo uno o dos minutos para cocerla.  Añada la leche caliente removiendo bien, hasta que toda la harina se deshaga. Por fin junte el pescado bien limpio de pieles y espinas. Espere que se espese y sazone con sal, pimienta y nuez moscada. Coloque la crema en los moldes. Cubra con un poco de queso rallado y hornee hasta que la masa esté cocida. Gratine ligeramente antes de servir. Acompañe con una ensalada.

Nota: Esta receta fue concebida para aprovechar el pescado cocido que ha sobrado de la comida, o en este caso concreto, de un fumet.

Las empanadillas de mamá...

Me encantaban las empanadillas de mi madre y abuela. Acabadas de freir o frías eran una tentación. Hace años que no las comía y la verdad es que había pensado intentar hacerlas pero no me decidía. Por fin encontré la receta de la masa de mi madre, hice el relleno de pollo que me gusta y... me tiré unas horas en la cocina estirando masa!

Si les digo que esta receta es ideal para una tarde de invierno en familia no les miento. Si tienen niños y quieren ayudar puede ser una experiencia divertida.

¡Y no se preocupen porque la cantidad de empanadillas que saldrán es enorme!

"Empanadillas de Pollo"

Grado de dificultad:

Médio

Tiempo de Elaboración:

+ de 180 min.

 

Ingredientes:

Relleno:

1 Pollo  1,400 kg aproximadamente

2 Cebollas

4 Dientes de ajo

2 Hojas de laurel

Perejil

250 ml Vino blanco

4 Granos  de pimienta

4 Clavos

2 Cucharas de sopa de harina 

2 Cucharas de sopa de vinagre

2 Huevos

Aceite

Sal

Pimienta

Nuez moscada

Guindilla

 

Masa:

1 kg de Harina 

200 gr de manteca de Cerdo

Agua

Sal

Preparación:

Pele los ajos y la cebolla y clave en esta última los clavos. Trocee en cuatro partes el pollo, retire la piel y meta en una olla a presión junto con la cebolla las hojas de laurel, los dientes de ajo las ramitas de perejil y los granos de pimienta. Junte el vino blanco y agua, la suficiente para cubrir el pollo. Cierre la olla y cuando empieze a hervir espere veinte minutos antes de apagar el fuego. 

Cuando se haya enfriado completamente deshuese el pollo y cortelo en pedacitos. Si lo prefiere triture en el robot de cocina. Pele una cebolla, piquela en trocitos muy pequeños y deje que se transparente. Añada el pollo y un poco del caldo de cocer que previamente ha pasado por un chino. Mezcle y junte dos cucharas de vinagre (opcional), dos cucharas de harina y dos yemas batidas. Sazone de sal, pimienta, nuez moscada y un poco de picante. Hierva removiendo, de cuando en cuando, para que no se queme. Rectifique de sal y pimienta.

En un bol coloque la harina y haga un hueco en el medio. Ponga ahí la manteca de cerdo y empiece a amasar. Vaya adicionando agua templada, con un poco de sal, amasando hasta que forme una bola que se suelta bien de las manos.

Espolvoree harina en la mesa y empiece a extender la masa hasta conseguir una pelicula fina pero que no se rompa. Corte discos con un vaso de whisky. Coloque en cada uno relleno con una cuchara de postre. La cantidad depende. Lo importante es encontrar el punto en que no se salga el relleno. Para sellarlos mejor puede pincelar la masa con un poco de agua. presione para que se peguen las dos partes. Cubralos con huevo batido y lleve al horno durante 20 minutos o hasta que se doren.

Confituras

En verano disponemos de gran variedad de frutos y vegetales. Muchas veces a causa del calor no nos apetece ni salir. ¿Entonces porque no aprovechar el tiempo en casa para hacer alguna mermelada o confitura para el otoño / invierno que se avecinan?

Se necesita un poco de paciencia, pero no hay duda de que vale la pena!

 

Confitura de melón y vainilla

Grado de Dificultad:
Muy Fácil
Tiempo de elaboración:
30 + 180 min.

Ingredientes:

Melón

Azúcar

1 Vaina de Vainilla 

1 Limón

Preparación:

Corte el melón y retire todas las semillas y la cáscara. Corte la pulpa en trozos pequeños y pese.

Por cada kilo de melón va a utilizar 600 gramos de azúcar. Coloque en una olla ancha  el melón, el azúcar y el zumo de limón. Corte la vaina de vainilla en sentido longitudinal, con la punta del cuchillo retire las semillas. Añádalas así como las vainas a los restantes ingredientes.

Deje cocer a fuego lento, teniendo la olla ligeramente abierta para que no se salga al hervir. De vez en cuando remueva para que se no se queme. Tardará en hacerse alrededor de 180 minutos. Para verificar el punto de la confitura, con una cuchara retire un poco para un plato, deje que se enfríe y al pasar con el dedo o la punta de la cuchara deja un espacio libre durante al menos unos segundos. Si se vuelven a unir las dos partes todavía necesita cocción.

Colóquela todavía caliente en botes de cristal esterilizados, ciérrelos bien y lleve a hervir en agua alrededor de veinte minutos. Retire y deje que se enfríen con la tapa hacia abajo.

Nota: si el melón es grande puede optar por usar dos vainas de vainilla.

La cocina de la abuela

De toda la vida, en nuestras casas, se han aprovechado las sobras de comida para preparar otros platos. Sobraba un poco de carne asada o de cocido y el día siguiente aparecia un pastel de carne o unas croquetas. Con el pescado pasaba lo mismo, unos pastelitos de bacalao, o una tortilla y...¡¡que rico estaba!!.

En esta sección, siempre que se tercie, colocaré recetas en las que el producto principal proviene de otros platos, porque a fin de cuentas no tenemos que comer lo mismo todos los dias.

 

Pastel de Carne

Grado de Dificultad:
Fácil

Tiempo de elaboración:
60 a 90 min.

4 Personas

Ingredientes:

500 gr. Carne asada o estofada

1 kg. Patatas

75 gr. Mantequilla

Leche

Sal

Pimienta

Nuez Moscada

Preparación:

Corte la carne en trozos pequeños y triture con la picadora o el robot de cocina. Junte a la salsa, y reserve.

Cueza las patatas entre diez a quince minutos o hasta que pueda clavar un tenedor. Retire y escurra.

Triture las patatas con la turbomix. Añada 75 gr. de mantequilla y un poco de leche templada y siga mezclando. La cantidad de leche depende de la consistencia que quiera darle al puré, puede variar entre cien a doscientos cincuenta ml.

Sazone con sal, pimienta y nuez moscada.

Engrase una fuente con mantequilla y coloque una capa de puré. Si está muy caliente o blando reserve un poco en la nevera antes de colocar la carne.

Por fin cubra la carne con el restante puré. Pincele con yema de huevo.

Puede hacer dibujos con  un tenedor.

Lleve al horno para que se dore.

Sirva acompañado de ensalada