27. ago., 2018

"La librería de los finales felices", Katarina Bivald

En alguna de mis vidas anteriores debo de haber sido un ratón de biblioteca. Librería que veo, librería en la que entro prometiéndome  a mí mismo que solo voy a mirar, pero es tan complicado portarte bien… Ya sea convencional o de libros en segunda mano me gusta caminar entre los estantes y descubrir lo que tienen para dar. La verdad es que no sé de donde me viene esta afición aun que crecí rodeado de libros y no paro de comprar más y más! "La Librería de los Finales Felices” de Katarina Bivald fue una de esas compras muy pensadas. Veía el libro entre las novedades pero no me decidía. Una pegatina que lucía en su portada  y donde podía leerse “Hay un libro para cada persona, este es el tuyo” era como un imán que tanto me atraía como me repelía. Como podía ser? Un buen día en uno de esos impulsos que a veces tengo, compré varios libros entre los cuales este. Quien no ha pedido alguna vez a un librero que le aconseje un titulo que leer o regalar? Comparto con la autora ella misma librera durante muchos años, la convicción de que este trabajo requiere vocación, (que te guste leer, tocar los libros, oler la tinta fresca), y un poco de psicología para descubrir qué tipo de cliente tiene delante. La protagonista es Sara una joven sueca que cruza el atlántico para pasar dos meses de vacaciones en una pequeña ciudad de Estados Unidos. El problema es que al llegar se encuentra con que su amiga virtual ha muerto y  ha de quedarse sola en la casa de esta ultima sin más compañía que una maleta cargada de libros. Pero podrán los libros cambiar a las personas? Sara piensa que si y que además hay un libro para cada persona, solo hace falta que te ayuden a encontrarlo. La librería de los finales felices es uno de esos pocos libros aparecen de vez en cuando que leemos de forma compulsiva y que nos deja con una sonrisa en los labios.